Los leones, a veces, si se doman

El Santiago Bernabéu recibía hoy el enfrentamiento entre el líder  del rentado español, el Real Madrid, y el Athletic de Bilbao, uno de los tres equipos que nunca ha descendido a segunda división, junto al Real Madrid y al Barcelona, y que se distingue, ante todo, por su garra y ahínco del que hace gala al jugar un partido de fútbol. He ahí el motivo por el que son conocidos como los leones. A pesar de ello, los felinos mencionados, en ocasiones, si se pueden domar.

Con un estadio lleno, el Madrid desde el primer momento entró decidido a resolver el devenir de un presumible, complicado cotejo. El Athletic de Bilbao se organizaba bien dentro del terreno, presionando y estando atento al más mínimo movimiento merengue. Incluso, al  minuto 2 se pudo poner adelante en el marcador, a través de Fernando Llorente, después de una virtuosa jugada individual que fue salvada en la línea de gol por Pepe.

Si bien es cierto que el equipo local era el que intentaba poseer la iniciativa, el Athletic era punzante y peligroso. Al minuto 19, después de un pase de Ángel Di María, uno de los hombres más relevantes del juego, Gonzalo Higuaín se hizo espacio entre los centrales bilbaínos y definió ante el portero Iraizoz, anotando el 1-0 a favor de los blancos. Después de dicha acción el Athletic pasó por sus mejores momentos.

Iker Casillas, sin duda, fue responsable que los vascos no empatasen un partido, en el que al pasar de los segundos, era más inminente la paridad. En el minuto 30 un contragolpe letal iniciado por Gonzalo Higuaín pasó por las botas de Mesut Özil y fue rematado por Cristiano Ronaldo que ponía el marcador 2-0.Este tanto habría de aupar la solidez del juego madridista por algunos instantes.

Aún así, Llorente después de una jugada confusa anotaría al 40 el descuento de los vizcaínos, que tendrían de nuevo el empate cerca, y que aún no perdían los papeles dentro del terreno de juego, a la espera de dar un susto a los locales en el segundo periodo.

La dinámica del segundo tiempo frenética no era, aunque reinaba la expectación, dado que el Bilbao mantenía su buen juego y el Madrid presentaba algunos deslices defensivos. En el minuto 56 cuando el árbitro decretó un penal a favor del Real Madrid que cambió por gol Sergio Ramos el destino del resultado del partido se decantaba a favor del Real Madrid, pese a que el Athletic no se rendía.

El punto de quiebre que decretaría el perentorio devenir del partido lo haría realidad Cristiano Ronaldo después de un cobro de tiro libre en el 62, con algo de complicidad del portero visitante.

El ímpetu de los leones no era el mismo, aún así no habían perdido la cordura. Después de un arduo trabajo habían sido domados.

Los restantes minutos del partido significativos no fueron. El Real Madrid parecía ya pensar más en su próximo partido frente al Barcelona. Un penal decretado al primer minuto de reposición cambiado en gol por Cristiano Ronaldo redondearía el resultado del juego: 5-1 a favor de los merengues, que se aprontan a una semana intensa de cara al partido ante su clásico rival.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: