Buen negocio merengue

Las palpitaciones futbolísticas de la capital de España se conjugaban en un sitio: El Estadio Santiago Bernabéu, escenario de un encuentro siempre vibrante, esta vez, en el marco de la ida de los Cuartos de Final de la Copa del Rey en su versión 2010/2011. Ambos equipos, a sabiendas de lo complicado de encarrilar esta eliminatoria desde el primer cotejo, buscaban por lo menos un buen negocio, en función del juego de vuelta a disputarse en el Estadio Vicente Calderón.

El uruguayo Diego Forlán desde el minuto 7 empezaba a generar, la que se podría considerar, una buena renta para los colchoneros: un gol de visitante, que para esta clase de duelos directos son desequilibrantes a la hora de presentarse una paridad. Sergio Agüero en la antesala de la anotación  del charrúa estaba en fuera de juego, este no fue concedido por el juez; así, el “Kun” se internó en el área, donde fue derribado por Iker Casillas; el choque entre Agüero y el guardavalla local fue aprovechado por Forlán, quien empujó el balón a la red. 0-1.

El Madrid, que mal no había comenzado el juego se lanzó decidido al área defendida por David De Gea, con el fin de encontrar, para su paz y equilibrio, el tanto del empate. Este lo logró Sergio Ramos al minuto 14, luego de un tiro de esquina ejecutado por Ángel Di María, el cual, fue interceptado por la cabeza del defensor andaluz. 1-1, premoniciones y rumores de una eliminatoria apasionante.

Los minutos que prosiguieron al gol de la igualdad madridista, hasta el final de la primera parte, fueron monocromáticos, teñidos por un solo color, el blanco. A excepción hecha de una jugada de penal a favor del Atlético que no concedió el árbitro Matéu Lahoz, el derbi de la capital de España encontró en David De Gea al hombre más decisivo del partido, una especie de gestor que aseguraba a los colchoneros un negocio redondo para el encuentro de vuelta, al atajar 4 acciones claras de peligro merengue.

De tanto atizar con un muro, el Real Madrid entró algo desgastado para el segundo tiempo. Si bien es cierto que el Atlético no creaba acciones lucidas y decididas para llevarse un triunfo que no logra hace 12 años ante su clásico rival. Con la entrada de Kaká por Karim Benzema José Mourinho quería encontrar la precisión con la que el local inquietaba a De Gea y a la defensa Rojiblanca en la primera parte.

Una vez más Diego Forlán puedo haber sido el hombre clave del encuentro, en este caso, con un golpe que se podría considerar certero, y casi suficiente para encarrilar la eliminatoria a favor de los actuales subcampeones de la Copa del Rey. Una acción de ataque de Sergio Agüero se topó con Iker Casillas, el cual, atajó el disparo del argentino con las piernas; el rechace cayó en botas de Forlán quien ante un arco defendido por el defensor Ricardo Carvalho, mandaba el balón a la madera.

Al minuto 61 se habría de demostrar un teorema futbolístico: El deporte rey es rencoroso por excelencia, no perdona. 120 segundos después de que el uruguayo Forlán pudo haber casi cerrado la llave entre los equipos de Madrid, Mesut Özil, hasta el momento intermitente en el partido, entró en el área colchonera. Desplazándose hacia adentro, el alemán hizo un pase medido, que sobró la zaga colchonera, y encontró sin marca a Cristiano Ronaldo, quien por fin vencía a David De Gea. 2-1 a favor de los merengues.

El desarrollo del cotejo se concentraba en la mitad del terreno de juego. Esporádicas acciones ofensivas del Madrid, liderado por un Özil, que empezaba a ser peligroso y decisivo, no encontraban puerta, ante un Atlético que parecía darse por bien servido con el resultado, pensando en el segundo partido, en su casa, en el que con un  1-0 se aseguraban el tiquete a semifinales.

Sin embargo, el hombre que al final se perfilaba como decisivo a la hora de concretar un buen negocio para el conjunto local aparecería al minuto 90. Mesut Özil, aprovechó una imprecisión en la defensa visitante, para entrar a definir mano a mano ante un vencido De Gea. 3-1 final a favor del Real Madrid, que con más tranquilidad se prepara para afrontar un, a priori vibrante, juego de vuelta, en el Vicente Calderón el jueves 20 de enero a las 22 horas.

Por lo pronto, ambos equipos deben cumplir antes sus compromisos ligueros el fin de semana. El Real Madrid visitará al Almería, en tanto que el Atlético recibirá al Mallorca.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: