Un paso más hacia el Game Over

Los fotógrafos se apilaban cerca de la mitad de la cancha, Ronaldo, no Cristiano, regresaba al Santiago Bernabéu, pues el Real Madrid en cabeza de Florentino Pérez y Jorge Valdano iba a homenajear al fenómeno, quien anunció su retirada del fútbol el pasado 14 de febrero; entrega de un trofeo, flashes, sonrisas, saque de honor, y Ronaldo al palco…tuvo que haberse quedado jugando, el Madrid lo echó de menos.

En el minuto 2 ocurrió algo que al final no pasó: gol del Real Madrid, alegría esta reprimida por el sonido de un silbato, el del árbitro, aún así, los merengues en los primeros minutos hacían posesión de balón y buscaban acercarse al arco defendido por Juan Pablo, guardavallas del Sporting De Gijón que se organizaba bien en defensa, pero que poco daño hacía en cuanto acciones ofensivas se refiere.

Con el paso de los minutos, los pregones de una anotación de los locales se fueron diluyendo, pues los asturianos empezaron a equilibrar el partido,  trasladando el centro de gravedad hacia la mitad del campo; los blancos no encontraban la salida a un laberinto que le planteaba la zaga visitante, y Ángel Di María era el único que intentaba romper un muro el cual se hacía más potente que aquel que se montó alguna vez en Berlín.

Era de esta manera que acababa el primer tiempo, con un Real Madrid que empezaba a desesperar al no encontrar un hueco que le diese un aire a sus esperanzas victoriosas, ante una oveja que traía bajo su lana un lobo letal, que a la primera oportunidad usaría sus fauces para asesinar a su presa.

La segunda parte iniciaba con un Madrid más decidido a ir por la victoria, aún así, los merengues aquejaban la falta de mayor creatividad a la hora de elaborar las acciones de ataque. Al minuto 56 José Mourinho daba entrada a Gonzalo Higuaín, ausente desde noviembre, y este, tuvo su primera opción a los dos minutos de haber entrado, a pase de Ángel Di María quien luego saldría lesionado. Al minuto 71 Mourinho arriesgaba y planteaba un sistema de 3 defensores, dando entrada a un creativo, a Sergio Canales.

Sin embargo, era el momento para que el lobo atacara, y gastara el que podría ser su único cartucho ofensivo; fue al minuto 78, Miguel de Las Cuevas aprovechaba una desatención en la defensa madridista y con un disparo raso que primero tropezó con el poste y de allí se traslado en su destino hacia la red, dejó inerme a un equipo y a una hinchada, cuyas esperanzas de ser campeón sufrieron un golpe bajo, un ataque mortal a la yugular. 0-1, caía el Madrid, caía el invicto de los equipos de José Mourinho jugando como locales (9 años y 150 partidos) y caía moralmente, si así se puede decir, las posibilidades remotas de un título que ahora se pone para los merengues a 8 puntos.

Brincos, jalones, codazos y empujones, así inicia una canción de Molotov, y de esta manera el Madrid buscaba el empate, con tanta testosterona como falta de ideas claras; al final, no se pudo, el balón se negó a entrar, y el Sporting conseguía una victoria importante para sus aspiraciones de salvar categoría, dejando más rezagado a un Real Madrid que tiene que lavar sus heridas pronto, y preparar su traje de gala para este próximo martes, cuando por motivo de la ida de los cuartos de final de la UEFA Champions League reciba al Tottenham Hotspur.

 

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: