Di María hipnotiza, y Kaká doma

Las moribundas esperanzas del Real Madrid de hacerse con el título de la Liga BBVA en su versión 2010/2011 podían recibir un zarpazo en la casa del león, en San Mames, visitando al Athletic de Bilbao, equipo que buscaba consolidarse dentro de las posiciones que dan la clasificación a la Europa League. Los locales empezaron advirtiendo, presionaban a los merengues, planteando un partido físico y friccionado; si el Madrid quería llevarse un triunfo tenía que entrar en la pradera, hipnotizar y domar a los leones.

Los contrincantes se disputaban la posesión del balón en los primeros minutos del juego, era de esta manera en cómo no descollaba un claro dominante: los vascos intentaban generar peligro a través de los centros al área buscando la cabeza de Fernando Llorente, en tanto que los madridistas agradecerían cualquier oportunidad de contragolpe para dar inicio a la consecución de su tarea, los 3 puntos; fue así como Ángel Di María entró en territorio local y fue derribado por el guardameta del Athletic, Gorka Iraizoz, hecho que motivó al árbitro Clos Gómez a decretar disparo desde el punto penal, del cual se responsabilizó Kaká, mandando el balón a la red y sentenciando la primera anotación visitante al minuto 14.

El partido entraba en una etapa en el que de manera constante fue cortado, ambos equipos jugaban al límite y con intensidad, si bien es cierto que esto les impedía lograr un desarrollo constante que les permitiese inquietar más las zagas contrarias.

Ángel Di María y  Kaká, se erigían como los hombres más peligrosos del equipo blanco, en especial el primero, quien empezaba a desquiciar a los defensores bilbaínos, y quien casi logra un bello gol, al minuto 38, después de una precipitada salida de Iraizoz. Antes del final del primer tiempo el Athletic tuvo su opción, mediante un disparo de Carlos Gúrpegui que pasaba cerca del arco defendido por Iker Casillas.

El ritmo del Athletic vs Real Madrid en el segundo tiempo no fue muy distinto al del primero, por lo menos hasta el minuto 52, cuando Clos Gómez volvía a otorgar un penal para el Madrid; de nuevo, Ángel Di María entraba al área vizcaína, hipnotizando a Xabier Castillo quien no tuvo más alternativa que derribar al argentino. Del penal, de nuevo, se encargaba Kaká, quien convirtió su segundo gol del partido y el segundo para un equipo merengue que se acercaba cada vez más a su objetivo.

Para evitar cualquier contratiempo o contrariedad, José Mourinho dio entrada a Cristiano Ronaldo al minuto 60, y 9 minutos después, sería el luso quien redondearía la victoria del segundo colocado en la Liga BBVA. Los 20 minutos restantes de partido fueron trámite, los leones, heridos, no poseían los argumentos suficientes para inquietar a un Iker Casillas, evitando que este se tuviese que desplazar hacia el interior del arco para sacar el balón de las profundidades de las redes que le dan sosiego.

El próximo compromiso futbolero para los madridistas será el miércoles 13 de abril, cuando José Mourinho y sus dirigidos se desplacen a Londres para enfrentar al Tottenham Hotspur, en la vuelta de los cuartos de final de la UEFA Champions League.

 

 

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: