Últimos suspiros

No estaban todas las butacas del Santiago Bernabéu ocupadas, el martes y las 22:00 horas eran, seguramente, la excusa más común de aquellos que no asistieron a la casa blanca y prefirieron ver el partido en otro lado, quizá, más correspondiente a las circunstancias.

Otro elemento que podría ser importante, bajo la explicación de este aspecto, es que se asistía a lo que iba a ser el último suspiro de un sueño que se ahogó para el Real Madrid, el del título de la Liga BBVA, y de otro  que se ahoga de a poco, el del Getafe, y su objetivo de permanecer un año más en Primera División. El Madrid en “su” muerte quiso arrastrar también al Getafe, quien se resiste al pozo, al que lo arrastró su verdugo, Cristiano Ronaldo, anotador de 3 goles en la victoria merengue 4-0 sobre los azulones.

Y es que en los primeros minutos de juego, y a lo largo de este, el Getafe no demostró garra y ahínco con el objeto de al menos resistirse un poco a la guadaña de Cristiano Ronaldo, quien con sus goles va camino a  inscribirse dentro de los principales registros goleadores históricos de la Liga española  en su Primera División; los azulones, dóciles y mansos, se dejaron conducir más cerca de la guillotina que les podría coartar la posibilidad de estar entre los más grandes de España.

Cristiano Ronaldo fue el ejecutor, y Mesut Özil, además de Xabi A           lonso se destacaron como los principales actores intelectuales. Corría el minuto 24, y el Madrid cerca estaba de poner a celebrar a los aficionados que lo acompañaban en la joven noche madrileña; Özil se internó por la banda derecha y lanzó un centro cuyo único destinario habría de ser la cabeza de Cristiano Ronaldo, el cual,  fue el intermediario de enviar tan magno servicio a la red, una especie de Hermes, que se consagra dentro del Olimpo de los goleadores más sobresalientes de la liga, codeándose con Hugo Sánchez y Telmo Zarra.

Ya en el 57 Xabi Alonso hacía un pase en profundidad a Gonzalo Higuaín, quien tropezó con Oscar Ustari, meta del Getafe, quedando este en el suelo, de tal manera que Mesut Özil de nuevo asistió a Cristiano Ronaldo quien con el arco a disposición anotaba el segundo tanto del partido para los merengues.

El mediocentro vasco de nuevo asistía, originaba una jugada de peligro al minuto 76, cuando con un pase largo encontró a Karim Benzema, aprovechando este el hecho de estar mano a mano con Ustari y vencerlo de manera no muy difícil, para concretar el 3-0 madridista.

Terminando el partido, en tiempo de reposición, de nuevo Cristiano Ronaldo se proyectaba dentro del área visitante, siendo allí derribado por Mané. El juez central decretó un penal que cambió por gol el mismo Ronaldo, acercándose de tal forma el luso al record goleador de la Liga en toda su historia… y empujando al Getafe un poco más hacia un precipicio, que por lo visto, los dirigidos por Michel aún no se preocupan por ecitar.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: