Entre Pato y Neymar algo de color dan a Brasil

Si una palabra podría describir lo que ha sido el desempeño de Brasil en la Copa América no estaría desacertado usar “descolorido”, pues tanto como en rendimiento futbolístico como en resultados el nivel de los dirigidos por Mano Menezes ha estado por debajo de las expectativas, al igual que Ecuador, equipo cuestionado y que no le servía otro resultado diferente de la victoria para seguir vivo en una competición, que a su vez, podía despedir a su campeón reinante si caía éste derrotado; para calma del “scratch” surgieron en esta ocasión Alexandre Pato además de Neymar, quienes guiaron con dos goles suyos el triunfo carioca 4-2 sobre Ecuador, quedando de tal forma eliminado el equipo de Reinaldo Rueda y dando un poco más de color este éxito a un Brasil que todavía no es radiante.

Fue la “canarinha” quien empezó dominando el partido, haciendo sus jugadores posesión de un balón que usaban para tocar entre sí mas no para generar peligro a una zaga ecuatoriana que de entrada, se plantaba de forma recia con el fin de hacer obsoletas las incursiones ofensivas de su contendiente; se tornaba el compromiso lento, además de irresoluto en ataque por ambos bandos hasta cuando Brasil levantó vuelo gracias a las alas de un Pato, que astuto, conectó con su cabeza un centro por izquierda  ejecutado por André Santos.

Era el 1-0 para los brasileros, quienes se dedicaron a administrar su ventaja mediante el toque corto de balón, estando incluso cerca del segundo tanto al minuto 36, cuando un remate de Robinho a servicio de Maicon tropezaba con el poste; pero este partido, al igual que el anterior, no dejaría de hacer honor a lo que es el bipolarismo grave que sufre el fútbol…60 segundos después, en el área contraria, Julio César sucumbió ante un remate raso de Felipe Caicedo el cual se dirigió hacia la red pasando por debajo de la humanidad del portero, consiguiendo de tal forma la paridad los ecuatorianos, que gozaron de sus mejores momentos dentro del choque después de empatar, subyugando a Brasil a su ritmo de juego y contando con la media distancia como el principal argumento ofensivo hasta cuando se decretó el final de los primeros 45 minutos.

Sin embargo, lo que podría seguir siendo la progresividad ecuatoriana en pro de propinar un “golpe de estadio” venciendo y eliminando al actual campeón, fue detenida al minuto 49 cuando entre Neymar y Ganso tejieron una jugada que rompió a la defensa ecuatoriana, permitiendo al primero encontrar un pequeño espacio suficiente para vencer la resistencia del portero Marcelo Elizaga.

Soñar no costó nada para Ecuador a lo largo de dos minutos: pese a estar de nuevo por debajo del marcador, los seleccionados de Rueda consiguieron empatar una vez más, propiciando la anotación las botas de Felipe Caicedo quien con potente disparo desde fuera del área batió a Julio César.

120 segundos después, soñar de nuevo costaría para los ecuatorianos un arduo esfuerzo, quizá ya una utopía, pues Elizaga no supo atajar del todo bien un fuerte remate de Neymar, cuyo rebote fue capitalizado de nuevo por el mismo Pato, que en esta ocasión voló sobre Robinho, quien tenía su mismo objetivo, el de concretar un inminente gol que con esfuerzo intentaron evitar los defensores Fricson Erazo y Néicer Reasco, interponiéndose funestamente a un balón que ya tenía marcado como destino inflar la red y poner a celebrar a los cariocas.

A partir de tal golpe, Ecuador perdió presencia ofensiva, dando la sensación de estar derrotado, sentimiento que se avivó al mismo tiempo que Neymar conseguía su segundo tanto, el cuarto para su equipo, al minuto 72 tras un centro de Maicon…era tal anotación la gasolina que atizó un fuego que quemó a los ecuatorianos y que algo de calor además de color dio a un equipo brasilero que empezó a carburar  dentro de lo que tiene que ser una marcha más avasalladora o contundente, dada la supuesta calidad de sus pistones.

Nada más destacable, salvo un gol mal anulado a Robinho en la reposición, se dio en el marco de un partido que de alma había culminado al minuto 60, de corazón al 72 y de cuerpo cuando el árbitro decretó el final de un cotejo que entregó a Brasil tres puntos que le permiten ser, con 5 unidades el líder definitivo del Grupo B, por delante de Venezuela, segundo con 5 y gol diferencia de +1, además de Paraguay, tercero con 3 puntos y Ecuador, cuarto, con tan solo una unidad.

De tal manera, Brasil se enfrentará en la fase de cuartos de final a Paraguay, en un partido a disputarse el 17 de julio en La Plata; el mismo día, en San Juan, tendrá lugar el último compromiso de la siguiente fase, el cual opondrá a chilenos y venezolanos.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: