“Justo” le falto a Brasil lo más importante…el gol!!

Fue un partido teñido de amarillo, en una aproximación matemática se podría hablar de un 95.463% de tiempo dominado por una “canarinha” que exhibió su mejor cara en lo que va de esta Copa América ante un seleccionado paraguayo que con el mismo ímpetu de los defensores del Chaco hicieron lo posible para que su valla no cayera, no sin antes contar con un seguro de vida, un cerrojo que Brasil de casi todas las formas posibles intentó batir sin éxito, este es Justo Villar, el gran responsable de que Paraguay haya avanzado a las semifinales de la cita futbolística sudamericana, al aguantar el empate a cero goles durante 120 minutos y vencer a los cariocas en la tanda de penales, en donde ni siquiera consiguieron anotar, haciendo de tal forma valederos los dos goles guaraníes con los que celebra Gerardo Martino, su elenco además de una fanaticada que los arropó en buena cantidad en La Plata.

Y es que Brasil desde un primer momento fue el equipo que asumió con decisión el manejo de un partido que se declinó rápido hacia el área que correspondía al arco defendido por los hombres del “Tata” Martino. Contando con su mejor día, exponiendo el nivel que se les demandaba, Neymar, Robinho y Ganso se empezaron a asociar con el fin de generar ocasiones de gol, a través de un sutil además de fino toque el cual aún no era suficiente para vencer a una rocosa zaga paraguaya que se limitaba a rechazar fuerte el balón fuera de su área, al no tener oportunidad de enhebrar unos cuantos pases seguidos con el fin de responder a la ofensiva brasilera.

Descollaba a su vez por los laterales Maicon con más insistencia por derecha, y André Santos, no tan incisivo, por izquierda, con el fin de conseguir algo que siempre dio la sensación de llegar, pero que a fin de cuentas siempre se aplazaba: el primer gol a favor de los discípulos de Mano Menezes; incluso, además del susodicho toque sutil y corto, Brasil le causaba problemas defensivos a Paraguay en una clase de jugadas, en las que se supone, son más fuertes los guaraníes, estas son las de juego aéreo, contando Lucio al minuto 32 con una inmejorable ocasión para abrir el marcador, solo ante el portero Justo Villar quién  con una gran atajada desde entonces empezó su recital, a forjar lo que se podría considerar como una injusticia al incisivo pero a fin de cuentas poco eficiente sistema atacante del pentacampeón mundial.

Con un esfuerzo titánico, Paraguay hacía lo posible por seguirle la rueda a un Brasil superior que solo le faltaba poner la guinda a un sobresaliente desempeño, cosa que no logró a lo largo de los primeros 45 minutos…los paraguayos habían conseguido hacer la primera parte de su tarea, en el caso hipotético de que el partido durara 90 minutos, ayudados por Villar y una férrea defensa, que pese a no exhibir un talento deslumbrante hacía lo posible por no sucumbir…y no sucumbieron.

El libreto del segundo tiempo mucho no cambiaría con respecto a su antecedente: dominio total de la “canarinha” sobre un Paraguay que no encontraba la forma para hacer por lo menos figurar a Julio Cesar en las cámaras de televisión; una vez más, Neymar y Robinho se erigían como los hombres más constantes en un ataque brasilero que aún no se decidía a dar el paso definitivo, hecho en el que fue más responsable que nunca, una vez más, Justo Villar.

La portería guaraní no cayó en 3 ocasiones diáfanas, que quizá bajo otras circunstancias hubiesen derivado en la celebración de un gol; la primera de ellas se dio al minuto 66 cuando un fuerte remate de Ganso encontró en la yema de los dedos de Villar y el poste de su arco los principales antagonistas para evitar la ventaja carioca, aún así, fue en el minuto 72 cuando el guardavallas paraguayo demostró que las anteriores atajadas no habían sido fruto de una bella casualidad: con un achique notable, y en una acción de centro  al área, Alexandre Pato definió bien un balón que se topó con la humanidad del capitán paraguayo, quien a su vez le volvió a ganar otro claro mano a mano a Pato al minuto 81, cuando parecía que la retaguardia albirroja cedía.

Y cuando pareció que era Villar el vencido, al minuto 83, en una acción de córner que encontró en la cabeza de Fred otra evidente situación de peligro que se dirigía a vencer por fin la resistencia guaraní, fue el instante en que dijo “presente” Edgar Barreto quien ahogaba el cantico de gol brasilero sacando el balón de la línea con su testa.

Resistió Paraguay otros 45 minutos aún sin jugar sus cartas en ataque que al parecer, se reservaban para los disparos desde el punto penal, sin embargo, antes los paraguayos tenían que sobrellevar 30 minutos suplementarios, que se presuponía, iban a estar teñidos de una tormenta ofensiva “verde amarelha”, cosa que al final no sucedió.

La arremetida brasilera a lo largo del tiempo extra fue un rumor que se esfumaba en la medida que los jugadores cariocas demostraban no tener la lucidez suficiente con el fin de hacer lucir más a Justo Villar, o bien, inquietar a una zaga rival que en el momento quizá más decisivo fue cuando encontró algo de paz, cosa que no existió al minuto 103 cuando en medio de una tangana resultaron expulsados por bando Lucas Leiva y Antolín Alcaraz.

Ya cerca de conseguir Paraguay su objetivo, el momento en que se suponía, se iban a decidir a lastimar la integridad de su oponente, fue cuando los dirigidos por Martino contaron con su opción más clara para anotar en las botas de Nelson Haedo Valdez, quien con una volea conectó un buen centro de Marcelo Estigarribia.

Se decretó el final del tiempo extra sin que ninguno de los dos equipos sacara ventaja, así que fue necesario recurrir de nuevo a los disparos desde el punto penal con el fin de  determinar un nuevo semifinalista; fue desde los 11 pasos cuando tomó ventaja Paraguay sobre un Brasil cuyos jugadores estuvieron errados al momento de ejecutar unos lanzamientos que ninguno venció la resistencia de Villar, quien incluso atajó un penal, yéndose los otros 3 por fuera de una valla que si supieron vencer los guaraníes mediante E stigarribia y Christian Riveros, concretando de tal forma el equipo dirigido por Gerardo Martino su clasificación a las semifinales del torneo continental americano.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: