Un “Guerrero” inca que lleva a Perú al podio

Fueron necesarios, o mejor suficientes, 4 golpes, 3 de ellos propiciados por un “Guerrero”, con el fin de batir por primer vez a la selección de Venezuela en la Copa América Argentina 2011 y lograr de tal forma Perú un tercer lugar que no conseguía en la competición continental desde 1983, cerrando así una notable labor ambos equipos, que llegaron a esta instancia con base a un juego sólido desde la defensa y práctico en el ataque, algo que se evidenció en un primer tiempo que fue parejo hasta el minuto 41 cuando William Chiroque adelantó a los peruanos gracias a un centro de Paolo Guerrero, en el marco de un tipo de jugadas que terminaron por perjudicar a los patriotas: las de contraataque.

Fue la “vinotinto” el equipo que en líneas generales buscó dominar el partido, no obstante su rival se plantaba bien en defensa y bloqueaba, además de presionar, desde el mediocampo la creación de jugadas peligrosas venezolanas, que contaban con Yohandry Orozco como uno de sus principales protagonistas, pues el talentoso mediocampista a través de su movilidad, insistencia y búsqueda de asocio con otros compañeros, hacía lo posible por franquear una zaga inca bien cohesionada desde sus cimientos.

La intención de los peruanos, por su parte, era generar peligro en las acciones de contraataque, momento en el que eran eficientes a la hora de capitalizar los fallos en retaguardia de su rival, cosa que quedó evidenciada en el primer gol de los hombres dirigidos por Sergio Markarián, cuando los defensas perdieron la referencia de Chiroque, quien solo, le quedó menos difícil vencer a Renny Vega.

Ya en la segunda mitad, Venezuela entró con nuevos bríos, con el presumible objeto de empatar rápido un cotejo que estuvo cerca de igualarse en su marcador cuando al minuto 47, Nicolás Fedor marraba una clara oportunidad con el fin de romper aquel cristal irrompible de fabricación peruana; los patriotas procuraban reasumir el control del partido, con algo más de lucidez, claro, pues estaban perdiendo, aún así, su empresa contó con un nuevo obstáculo que se interpuso a los dirigidos por César Farías cuando Tomás Rincón veía la tarjeta roja al minuto 58.

Acudiendo a términos ciclísticos- ante la incompetencia de usar los propios- a la “vinotinto” la cuesta que habría de escalar se mutaba de una “Primera Categoría” a otra “Fuera de categoría”, cuando de nuevo en una acción de contra la víbora peruana, que mansa parecía ceder a los intereses ofensivos venezolanos, elaboraba al minuto 63 otro ataque letal, tejido entre Paolo Guerrero y William Chiroque, contando en esta ocasión con el segundo como asistente y el primero como anotador.

Sin embargo, como buenos patriotas los jugadores de Venezuela no se rindieron; César Farías dio entrada a Juan Arango al minuto 67 con el fin de clarificar y profundizar una ofensiva que siempre cedía ante el muro inca, el cual logró ser derrocado 10 minutos después de la entrada de Arango, quien supo encontrar el espacio suficiente para vencer la resistencia del portero Raúl Fernández.

Buenos Aires tomaba el equipo venezolano en La Plata estando a un gol de la paridad, volcándose de tal forma hacia el ataque de una defensa inca que otrora sobria, se mostraba algo dubitativa a la hora de enfrentar una ofensiva vinotinto que rozó el empate al minuto 82, cuando un tiro libre ejecutado por Juan Arango fue atajado a medias por Fernández, el cual dejó un rebote que Gabriel Cíchero no tuvo la fortuna de capitalizar.

Menester era para la tranquilidad peruana afinar y usar de nuevo una arma que por entonces le había otorgado dos goles: el contraataque, y por suerte para Markarián, Perú cuenta con aquel “Guerrero” que es implacable al momento de usar el artefacto ofensivo.

Fue así como al minuto 89, a raíz de una recuperación inca en la mitad del campo, Paolo Guerrero supo vencer a Oswaldo Vizcarrondo y a Renny Vega, consiguiendo el tercer gol peruano y cuarto para él en una competición dentro de la que ya es goleador solitario con 5 tantos, pues de nuevo, dos minutos después, el mismo “Guerrero” sentenció a Venezuela con su tercer gol en el partido, el cuarto para su equipo, a una condena que no había experimentado a lo largo del torneo, esta es, la derrota, catapultando de tal manera a Perú a un tercer lugar que se puede considerar merecido por su organización defensiva y eficiencia ofensiva, cosa que hace ilusionar al elenco encabezado por Sergio Markarián de cara un buen resultado dentro de las eliminatorias para el mundial de Brasil 2014.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: