Kaká: el refuerzo… ¿Ahora sí?

En los recientes días ha sido un tema de constante discusión, bueno, lo de constante en realidad no es tan seguro, se hace para darle algo interés al presente escrito o lo que definen algunos como “llamar la atención”, con respecto a la pregunta de que si de una vez por todas el madridismo podrá verse beneficiado de un jugador por el que se pagaron 65 millones de euros al AC Milan, este es Ricardo Izecson Dos Santos Leite “alias” Kaká.

El brasilero, que lleva a los santos hasta en su apellido, no ha sido del todo respaldado por la fuerza divina a la que dedica sus goles: las lesiones se han cebado con el que alguna vez, más exactamente en el 2007, fuera elegido como mejor futbolista del mundo; si no fue su pelvis, fue la rodilla, el caso es que Kaká, en su etapa como jugador del Real Madrid, no ha podido consolidar un nivel notable, pues sus molestias han impedido que esté presente de forma asidua en el terreno de juego…el ex jugador del Milan y del Sao Paulo debe conocer como nadie el departamento médico de Valdebebas.

Aún así, en los pocos momentos en  que Kaká ha tenido la oportunidad de contar con algo de regularidad en su juego, el brasilero si bien no ha sido brillante como cuando vistió de “rossoneri” es cierto también que su nivel no ha sido tan malo como para considerarlo un descarte o posible alternativa para vender a cualquier otro equipo en el orbe, saliendo fracasado por la puerta de atrás; la prestación del carioca ante todo, ha sido efectiva y certera: en la temporada pasada, por ejemplo, solo jugó 14 partidos aunque anotó 7 goles.

Pese a ello, aún se espera el refuerzo, aquel centrocampista exquisito, ágil e inteligente en las acciones de juego, creativo y certero para acercarse al gol, o bien, propiciar que un compañero suyo lo logre; el Madrid todavía no ha sido favorecido de lo que se sabe, podría dar Ricardo Izecson Dos Santos Leite (no más para aumentar el número de palabras de este “artículo”, al igual que esta acotación que por supuesto sobra), más bien, su beneficio lo ha recibido a cuentagotas, cuando se sabe y supone que en el momento en que el brasilero tome algo de su mejor rendimiento, los réditos se medirán en tanques rebosantes de litros.

¿A qué viene todo esto?, preguntarán los posibles lectores de este escrito (si llegan a existir, claro está). Pues bien, una vez más ha nacido la esperanza de que por fin, de una vez por todas, Kaká retome su buena prestación y colabore con ella al logro de los objetivos merengues; sus últimos partidos, en especial aquellos que se dieron en el Santiago Bernabéu ante el Rayo Vallecano por liga y el Ajax por UEFA Champions League, invitan a pensar en que la anterior proposición termine siendo en efecto una realidad… ¿Podrá el ave fénix resurgir de sus cenizas?, o lo que sería en este contexto, ¿Podrá superar Kaká a las lesiones y a sus altibajos provocados en gran parte por ellas, para volver a rememorar  a aquel hombre que llevó al AC Milan a conquistar la Champions en el 2007?…lo peor de un artículo que acaba con preguntas: decir que habrá que esperar a ver lo que sucede.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: