Duerme el Madrid como líder en un buen colchón

En el derby de la capital española se impuso una vez más el Real Madrid, ante un Atlético que lleva ya doce años sin ganar a su rival de turno. Los merengues, aún en modo “malos vecinos”, ganaron por decimo tercera ocasión consecutiva, alargando una racha de buenos resultados que implica tanto a liga y champions; si bien es cierto el partido se tornó desde su inicio complicado para los blancos, un penal que derivó en la expulsión del meta visitante Thibaut Courtois, dio inicio a un triunfo el cual al final, terminó siendo cómodo para un líder  que duerme en el regazo de un buen colchón.

No obstante, este fue duro, rocoso al inicio del derby. El Madrid, al igual que el escritor de la presente nota, tuvo ideas poco claras con el fin de emocionar a 80 mil personas que llenaron el Santiago Bernabéu, y que leen este blog, solo con el detalle que tal cifra es elevada a 10-23. En fin, volviendo al partido con el fin de no sumirse en un párrafo que bien se podría desechar por su irrelevancia, se podría decir que el Atlético se plantaba muy bien en defensa…el colchonero era buena cama para un faquir, era un colchón rojiblanco hecho de clavos.

La situación se tornaría más compleja para el local al minuto 15, cuando el visitante se adelantaba en el marcador con un gol de Adrián tras un buen servicio de Diego, en el desarrollo de una jugada colectiva bien elaborada por los colchoneros. Si bien es cierto el Madrid dominaba la posesión del balón, el Atlético golpeaba primero, obligando de tal forma a los merengues a ser más claros en ataque, instancia en la cual los merengues aún no eran del todo efectivos.

Se demoró 21 minutos el Real Madrid para entrar con peligro en el área defendida por Courtois, quien derribó a Karim Benzema cuando el francés se disponía a empatar el partido; dicha acción derivó en la expulsión del arquero visitante, siendo sustituido por Sergio Asenjo, lo que significó a su vez la salida de Diego, uno de los jugadores  rojiblancos más claros a la hora de generar situaciones de ataque.

El penal, ejecutado por Cristiano Ronaldo, significó el empate para un Real Madrid que conforme pasaban los minutos, se acercaba con más claridad a un área atlética organizada y efectiva a la hora de evitar el segundo tanto merengue. Fue así como terminaba la primera parte, antes, habían tenido oportunidad de anotar Ronaldo y Benzema.

Tal dinámica parecía, iba a continuar a lo largo de la segunda mitad, aún así en poco tiempo esta mutó, al igual que lo hizo aquel colchón de líder sobre el cual duerme el Madrid, las tachuelas, fueron sustituidas por plumas. El encargado de adelantar a los merengues en el marcador fue Ángel Di María, quien remató cómodo a  arco vacío después de un buen pase hecho por Cristiano Ronaldo. A partir de tal instante el devenir del partido favoreció el actuar de un equipo blanco el cual, cada vez consolida y solidifica su juego.

Bajo la batuta de Xabi Alonso, quien escribe el guión que ejecutan unos actores artificies de un juego ofensivo, punzante, efectivo y letal, el Madrid seguía volcado hacia el área de un visitante que hacía lo posible por aguantar un resultado cuyo margen aumentó a favor del Madrid al minuto 63, cuando Gonzalo Higuaín luchó hasta el final un balón que manso, parecía ser bien controlado entre Diego Godín y Asenjo; el “pipita”, vivo, ganó la posición al central uruguayo sobrando al portero y a Álvaro Domínguez, logrando así tener el arco a su disposición goleadora.

Más en contra se tornaría el cotejo para el Atlético de Madrid cuando en el 81, una acción de ataque forjada entre Higuaín y Ronaldo derivara en la expulsión de Godín, quien derribó al “pipa” cuando el argentino se disponía a rematar al arco. De nuevo, Cristiano Ronaldo cambiaba una pena máxima por gol.

Con un 4-1 a favor del Real Madrid terminaba un partido en el cual, los merengues fueron superiores, ante un rival que le jugó con algo más de peligro cuando estuvo con 11 pero que no cambió una actitud conservadora, que quizá, le impidió causar más daño a un equipo que consolida más su liderato, pues el Barcelona quedó a 6 puntos tras perder con el Getafe, de tal manera que por lo pronto, Duerme el Madrid  como líder en un buen colchón.

El próximo compromiso de la escuadra dirigida por José Mourinho será en Gijón, cuando los blancos visiten al Sporting. El Atlético por su lado, recibirá al Rayo Vallecano.

 

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: