Un Granada peligroso es desactivado por el Madrid en el segundo tiempo

Lleno se encontraba el Estadio Santiago Bernabéu para presenciar el encuentro liguero entre el Real Madrid y el Granada, dicha situación se puede narrar como tal, en parte, gracias a 5 mil aficionados que viajaron desde la ciudad andaluza hasta la capital española en donde presenciaron por un rato como su equipo puso en aprietos a los locales, que se fueron ganando de la primera mitad por 2-1 (no sin la presencia de algunas dudas) pero que en la etapa complementaria lograron con dos goles tempraneros y uno postrero, desactivar una “Granada”, la cual en su momento, fue peligrosa.

El guión del partido pudo haber sido escrito por Emir Kusturica, Francis Ford Coppola, Luis Buñuel o cualquier otro genio en la materia concerniente, igual, este habría coincidido en que el Madrid comenzaría dominando el cotejo en lo referente a posesión del esférico y presencia ofensiva y que el Granada aguantaría en su área la ofensiva rival, la cual, aún no era del todo clara, de todos modos, allí estaba presente.

El primer acercamiento peligroso que tuvo el equipo dirigido por José Mourinho terminó derivando en la primera anotación merengue. Fue al minuto 19. Se asociaron Cristiano Ronaldo y Mesut Özil. Tacón sutil del alemán, decisivo para encontrar a Karim Benzema. El francés no fallaba y el Bernabéu celebraba….no por mucho, dos minutos después sonaron las alarmas en la casa blanca: amenaza de granada.

El delantero Ikechukwu Uche incursionó por la banda derecha y con facilidades, envió un centro el cual con acierto cabeceó Mikel Rico. El empate ponía a celebrar a la numerosa parcialidad granadina que se emocionaba y desde la tribuna aupaba con ahínco a los suyos con el fin de conseguir un histórico triunfo. Cerca no dejó de estar la escuadra visitante de experimentar lo anterior.

Y es que aprovechando la confusión del Madrid, el Granada a punto estuvo de “explotar” en el paseo de la castellana, generando peligro en las acciones de contraataque y aprovechando algunas ventajas que daba una defensa blanca no del todo afinada. Sobresalía en los andaluces la participación de Dani Benítez, Siqueira, Mikel Rico y Uche, a la hora de inquietar a un local que no experimentó algo de tranquilidad hasta cuando se adelantó de nuevo a través de Sergio Ramos, al minuto 34, tras rematar de cabeza un córner ejecutado por Özil. Aún lo anterior no era suficiente para desactivar el peligro de aquella “granada” que hasta el final del primer tiempo era mirada con recelo por parte del entorno madridista.

No obstante, tan rápido como pudo haber hecho daño aquel impetuoso Granada, este fue casi desactivado por los delanteros merengues Gonzalo Higuaín y Karim Benzema, quienes en los primeros 4 minutos del segundo tiempo resolvieron prácticamente a favor del Madrid un partido, el cual, en cierto instante, representó dificultad para el local.

Al 46 un servicio de Marcelo fue aprovechado por el “pipa” para vencer a una zaga andaluza que había entrado desde el vestuario desconcertada. 180 segundos después un largo y preciso pase de Özil llegó al otro extremo de la cancha donde Benzema, quien se reportó por segunda vez como anotador, pese a ello, en la acción del gol el francés se lesionó, algo que en cierto modo condicionó el casi aparcamiento ofensivo de un Madrid que ya no veía su ventaja de tal modo que se pudiese calificar como “vulnerable”.

Quien si insistía para anotar en el merengue era Cristiano Ronaldo. Ansioso, el portugués pretendía acallar aquel murmullo que en su propio estadio le cuestionaba un desacierto que es inusual en él. Tal anotación la consiguió al fin Ronaldo al minuto 89, aprovechando un defectuoso rechace de Fran Rico para rematar de forma certera y vencer así la valla defendida por Roberto. De tal forma, redondeaba el Madrid un resultado a favor de 5-1, con un gol cuyo autor no quiso celebrar.

Lo que si podría celebrar el Real Madrid es el hecho de consolidar por una jornada más su condición de líder, situación a defender por los merengues la próxima jornada liguera, a disputarse el próximo fin de semana y en la que los blancos visitarán al Mallorca, aunque antes en la agenda madridista se presenta otro compromiso: disputar el martes 10 de enero la eliminatoria de Copa del Rey ante el Málaga, en la cual se puede concretar la clasificación a la etapa de cuartos de final en el mencionado certamen.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: